Problemas entre propietarios e inmobiliarias

PROPIETARIOS E INMOBILIARIAS: 6 razones por las que ocurren los problemas entre ellos

Compartir esta entrada
[Sassy_Social_Share]

 Las funciones de una inmobiliaria, son primordialmente la intermediación entre propietarios de inmuebles y posibles arrendadores y compradores. Así, sus funciones normalmente se centran en: ahorrarles tiempo a sus clientes, realizar la publicidad para venta y alquiler de los predios y hacer todo tipo de trámites, desde recibir llamadas, hasta gestionar toda la información del inmueble.

Siendo así, un alto porcentaje de propietarios deciden delegar la gestión de promoción y administración de las propiedades a inmobiliarias.

propietarios e inmobiliarias

 Sin embargo, no siempre los procesos entre los propietarios e inmobiliarias son exitosos, ya que por falta de una buena comunicación y de una buena organización centralizada de la información, se generan problemas entre estas dos partes.

¿Por qué suceden los problemas entre propietarios e inmobiliarias?

 1. Previo a la entrega: 

 Cuando un propietario contacta a una inmobiliaria suele ser porque vio publicidad o alguien se la recomendó, pero es normal que no conozca mucho de los beneficios que ésta le puede brindar.

Por esto, las inmobiliarias realizan comúnmente una gestión comercial para explicar todos sus servicios a los posibles clientes y una vez aceptados, proceden a hacer el proceso contractual y, además, realizan la captación del al propietario.

 En una gran cantidad de los casos, cuando ya se genera un contrato entre propietarios e inmobiliarias, no se realiza un inventario de captación del espacio físico del inmueble y es en ese momento que comienzan los problemas.

 ¿Por qué razón?

 Simple. Si no se sabe exactamente cómo le está entregando el predio el propietario a la inmobiliaria, una vez se vaya a hacer la devolución este puede estar en un estado diferente y el propietario va a tener dificultades para llegar a acuerdos con la inmobiliaria, pues no hay registros que lo comprueben.

 2. El contrato:

 En este punto, la inmobiliaria no tiene clara la información de lo que ha dicho el propietario. Un ejemplo común, es que el propietario diga un precio para la propiedad, pero la inmobiliaria tenga entendido otro diferente y ofrezca el predio en ese monto.

 Este problema se da porque la información no está centralizada y puede resultar un gran problema porque la inmobiliaria toma decisiones con las que el propietario puede no estar de acuerdo y no es consciente de ellas hasta un tiempo después cuando ya no puede hacer nada para cambiarlo.

3.  El inventario: 

 Ahora, un caso en el que nosotros desde Elyssa app enfatizamos constantemente, es cuando la inmobiliaria no hace un inventario minucioso de cómo está el espacio físico de la propiedad al inicio de la entrega al inquilino y cuando finaliza el contrato, aparecen contratiempos pues la apariencia final del espacio no coincide con la entrega inicial.

 ¿Por qué hay conflictos?

 Porque al generar el acta de entrega para terminar el contrato con el arrendatario, puede no existir un registro claro de las reparaciones locativas y esto conlleva a desacuerdos con la inmobiliaria, que terminan afectando la efectividad para el propietario.

(Te puede interesar ¿Cómo se hace un acta de entrega de inmueble?)

 4.    Servicios públicos:

 Por otro lado, nos referimos con esto a los conflictos que se generan al no tener la data clara de las fechas de ingreso y salida, pues en ese momento se generan muchos problemas con el propietario porque el inquilino entrega en una fecha y si los tiempos no son los correctos, esto genera costos adicionales o pérdidas económicas para el propietario.

 5.    Reparaciones (LEY 820):

 Al presentarse daños locativos en los inmuebles muchas veces las inmobiliarias no hacen directamente la revisión de cuál es el problema que tiene la persona en el inmueble, y mandan a hacen reparaciones sin tener la aprobación del propietario.

 El problema aquí, radica en que no todos los daños que sufre un inmueble son responsabilidad del propietario ya que de acuerdo a la Ley 820 de 2003 los daños que sufre el inmueble a causa del uso del mismo, en algunas ocasiones, son responsabilidad también del inquilino.

 Más esto, además de significar una pérdida de tiempo enorme para propietarios e inmobiliarias, es también una inversión en dinero para cubrir los gastos legales.

 6.    Desocupación: 

 Esto se remonta a las consecuencias de lo ya establecido por la falta de un inventario con información centralizada.

 Si la inmobiliaria no tiene claras las reparaciones que se realizaron durante el arrendamiento, los cambios, los contratistas etc. Puede tener problemas con el inquilino al momento de desocupar.

 Pero esta vez, también están en el conflicto propietarios e inmobiliarias, pues cuando se le haga la entrega de la propiedad al propietario, debe saber a ciencia cierta en qué estado se encuentra, más no puede acceder a esa información ya que no se encuentra a su disposición al haber sido mal recolectada.

¿Qué planteamos desde Elyssa para solucionar estos problemas?

 Como explicamos, la raíz de estos problemas entre propietarios e inmobiliarias es la falta de centralización de la información, pues si se tuviese una recolección de data apropiada para los procesos inmobiliarios, cada conflicto se podría solucionar gracias al soporte de registros existentes.

 Por esto desde la Super App de Elyssa, que esperamos esté en desarrollo para el 2021, queremos proponer diferentes módulos en una misma plataforma, donde se podrá centralizar toda la información digitalizada de los inmuebles.  

 Esto será de gran utilidad tanto mejorar la comunicación entre propietarios e inmobiliarias, como para poder generar los registros de los inventarios, las reparaciones etc. Que evitan conflictos con los inquilinos que pueden repercutir directamente en el propietario.

 Con esto, evitamos los problemas legales, reducimos costos y dinamizamos el tiempo de ambas partes haciendo más efectivo el mercado inmobiliario. 

Articulo escrito por:

Adriana Reyes Gutiérrez

Esta entrada tiene 4 comentarios

Deja un comentario