Seguro de arrendamiento y aseguradoras: ¿Qué son y cómo funcionan?

Un seguro de arrendamiento es necesario cuando el arrendador necesita tener un respaldo durante un contrato de arrendamiento en caso de que el inquilino no pueda asumir los pagos acordados.

Para esto, realiza por medio de una aseguradora los análisis de los documentos del arrendatario, que le permiten saber si el prospecto inquilino tiene la capacidad financiera para el alquiler y decidir si es viable entregar el predio.

Si los resultados son positivos, la aseguradora genera el seguro de arrendamiento que le brinda un respaldo al propietario durante el contrato para que éste no sufra pérdidas económicas.

Seguro de arrendamiento

¿Qué es un seguro de arrendamiento?

El seguro de arrendamiento, o póliza de arrendamiento, es una garantía que le permite al arrendador de un inmueble, recibir de forma oportuna los valores acordados por arrendamiento, en caso de presentarse un incumplimiento de contrato por parte del inquilino.Rankia Colombia

¿Cuál es el proceso del seguro de arrendamiento?

Antes de cerrar el contrato con el inquilino, el arrendador le solicita sus documentos para estudiar si es viable entregar el apartamento en arrendamiento.

Dentro de estos documentos se encuentran: la carta laboral, los últimos desprendibles del pago de la nómina, la fotocopia de la cédula y los datos de un fiador para que soporte el proceso del alquiler.

Aseguradoras y análisis de los documentos

Las aseguradoras ofrecen un servicio de protección económica a través de un seguro de arrendamiento para cubrir imprevistos si los inquilinos durante el alquiler no pueden cumplir con su canon mensual de arrendamiento.

Si esto sucede, la aseguradora deberá indemnizar al propietario según el seguro de arrendamiento que haya adquirido.

Así, ofrecen su servicio para asegurar protección ante un riesgo del pago a cambio de una cuota mensual por parte del propietario.

Está cuota puede variar según el predio, puesto que de ello depende el riesgo de pérdidas económicas.

¿Cuál es el trabajo de la aseguradora?

El propietario le envía los documentos del inquilino a la aseguradora.

Una vez recibidos, los pasa por centrales de riesgo como CIFIN o Datacrédito y al terminar el análisis, genera un acta para el arrendador en la que se especifica si el inquilino tiene la capacidad financiera para pagar el canon de arrendamiento del predio.

¿Cuándo se hace un seguro de arrendamiento?

La aseguradora revisa los datos y emite los resultados por medio de un acta que puede ser: negada, pendiente o aprobada.

Con ella, el arrendador tiene entonces la certeza de que puede o no alquilar el predio, y si decide hacerlo, se genera un contrato en el que se adjunta el seguro de arrendamiento.

De esta manera, si el inquilino se retrasa en los pagos, el arrendador lo reporta a la aseguradora que le devuelve el monto debido.

Este seguro de arrendamiento tiene una vigencia de un año y se renueva con el contrato hasta que la persona desocupa el inmueble y este se da por terminado.

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta