Fiador o codeudor: ¿Cómo hacerlo más fácil?

Uno de los requisitos que puede exigirse en un contrato de arrendamiento, es el de contar con un fiador o un codeudor. 

 

Cualquiera de los dos actúa como un respaldo jurídico y financiero para proteger al propietario o a la inmobiliaria, asegurando el compromiso económico que asumió el inquilino al alquilar la propiedad. 

Sin embargo, este requisito es uno de los más tediosos puesto que, por muchas razones, no es un proceso sencillo conseguir a alguien con el perfil ni con la disposición de asumir dicha responsabilidad.

Fiador o Codeudor

Fiador o codeudor: ¿Cuál es la diferencia?

Aunque ambos actúen como un respaldo, las responsabilidades de cada uno de estos es diferente. 

“Por un lado, el codeudor es dueño de la deuda en la misma medida que el deudor mismo, mientras que el fiador es realmente un respaldo en caso de que el deudor no tenga los recursos para pagar.” Properati  

Teniendo claras las diferencias, entonces se pueden entender las responsabilidades que se asumen en ambos casos.

Responsabilidad del codeudor

Como su nombre lo enuncia, el codeudor comparte la deuda con el deudor.  Esto quiere decir que su compromiso económico es el mismo del inquilino. 

De esta manera, si existe un incumpliemiento, el arrendador procederá a cobrarle al codeudor. 

Si por otra parte ninguno de los dos asume el pago, entonces habrá incumplido el contrato y se les aplicarán las sanciones ya establecidas en el mismo.

Responsabilidades del fiador 

A diferencia del anterior, el fiador sólo será avisado si el inquilino incumple su parte del pago y, una vez se compruebe que este no tiene los recursos para pagar su renta, entonces el fiador deberá asumirla. 

¿Por qué es difícil encontrar un fiador o codeudor?

Tanto el fiador como el codeudor deben cumplir con ciertos parámetros. Estos cambian según el arrendador, sin embargo existen algunos básicos como lo son: 

 

  • Ser mayor de edad

  • Residir en Colombia de manera permanente y con un registro legal

  • Tener un trabajo estable 

  • Demostrar que recibe ingresos de manera periódica 

  • No estar en ninguna central de riesgo 

  • Tener historial crediticio y que éste sea bueno 

A pesar de parecer pocos requisitos, no siempre es fácil encontrar una persona con todas estas cualidades. 

Pero a pesar de haberla encontrado, la mayor dificultad reside en que la persona que asume el rol de fiador o codeudor debe hacerlo como un acto de confianza que es a su vez un riesgo que compromete su patrimonio. 

En el artículo 2361 del código civil se define este concepto de fianza como:

“La fianza es una obligación accesoria, en virtud de la cual una o más personas responden de una obligación ajena, comprometiéndose para con el acreedor a cumplirla en todo o parte, si el deudor principal no la cumple” Art. 2361 Código Civil Concepto de fianza Artículo 2361 (CC) – Legislación colombiana 2021 

Por esto, tanto el fiador como el codeudor asumen un compromiso legal al que no se puede renunciar una vez existe el contrato, una responsabilidad tan grande que puede poner en duda a los posibles candidatos. 

¿Cómo hacer más fácil el proceso de encontrar un fiador o un codeudor? 

 Así parezca difícil, existen herramientas para convencer a los candidatos de ser fiadores o codeudores sin generar ningún tipo de tensión o desconfianza. 

 

  1. Historial crediticio 

Si tu misión es arrendar un inmueble, prepárate a futuro y genera un buen historial crediticio con tu banco que permita denotar tu responsabilidad económica. 

 

  1. Establece acuerdos y deberes. 

Estos pueden protegerlos durante el tiempo del arrendamiento para que no exista ninguna confusión y el fiador o codeudor puedan tener la tranquilidad y claridad de la responsabilidad que asumen y no verlo como un riesgo.

 

  1. Infórmate e informales 

Si existe un fiador, infórmate lo suficiente sobre su papel y sus posibilidades. Aunque el fiador no pueda renunciar, si es posible que éste transfiera la deuda (en caso de que suceda) a otro fiador. 

 

En el caso del codeudor, asegúrate de informarle constantemente durante el arrendamiento sobre tu estado económico para que éste pueda estar tranquilo o preparado para cualquier situación, puesto que si llega a existir una deuda, se le cobrará a éste inmediatamente. 

 

  1. Asegúrate de que tu arrendador tenga un seguro de arrendamiento

Un seguro de arrendamiento es fundamental y puede ser una gran manera de facilitar, no sólo el proceso del fiador y codeudor, sino muchos de los procesos de arrendamiento. 

 

“Si el arrendador cuenta con un seguro de arrendamiento, que cubre las principales obligaciones en caso de que el inquilino no lo haga, los riesgos están cubiertos de forma más segura y el proceso de arrendamiento será más eficiente.” Finca Raíz 

 

¡Y eso es todo! 

Organización, responsabilidad, comunicación, parecen simples pero si se hacen de la manera correcta serán la llave directa para hacer de un proceso tedioso uno muy fácil. 

Recuerda que en el blog de Elyssa App estamos constantemente publicando contenido que te ayudará a hacer de los procesos de arrendamiento algo mucho mejor al igual que en nuestras redes sociales en donde puedes encontrarnos como:

Instagram: @elyssa.app 

 

Facebook: @elyssa.inventarios 

 

LinkedIn: @Elyssaapp

 

¡En Elyssa App estamos siempre para ti!

 

 

 

Deja una respuesta