3 tendencias de arrendamiento en Colombia para el 2021

Compartir esta entrada
[Sassy_Social_Share]

Si bien las medidas del Covid-19 se han reducido considerablemente a nivel nacional, las rutinas y hábitos de las personas cambiaron por completo en comparación a los años pasados. 

 

Por esta razón, aunque se hayan normalizado parcialmente algunos sectores del comercio, prácticas como los arrendamientos se han transformado trayendo consigo nuevas tendencias.

Tendencias de arrendamiento

El mercado inmobiliario y la lenta recuperación de la economía

 

El año pasado, el sector inmobiliario se encontraba frente a una posible crisis con las medidas decretadas por el gobierno como la prohibición del desalojo o la prórroga de contratos, entre otras leyes que aparecieron en medio de la pandemia. 

 

Sin embargo, vimos como las ventas no generaron las pérdidas esperadas y este mercado salió casi ileso, e incluso con un buen resultado siendo un año histórico para las ventas inmobiliarias

 

Hoy, aunque el sector inmobiliario sobrevive y las condiciones laborales mejoran, lo que significa una recuperación de la economía, hay que asumir que aún falta un largo camino por recorrer, para el que se debe estar preparado.

 

La economía ha sufrido un grave impacto y, aunque el mercado de bienes raíces ha sobrevivido en gran medida, se estima que su recuperación sea muy lenta y desequilibrada. 

 

Esto a futuro puede repercutir en otros sectores del comercio como lo es el inmobiliario si este no está preparado para asumir los cambios y replantearse sus estrategias. 

 

¿Hacia dónde están dirigidas las tendencias de arrendamiento? 

 

Los arrendamientos son uno de los cambios que se han dado en el sector inmobiliario y si realmente se espera seguir posicionado y lograr un crecimiento competitivo en el mercado, hay que estar enterado de ellos. 

 

Hoy por ejemplo, no todos los espacios están 100% adecuados frente a las normas de seguridad, razón por la cual las personas aún deben trabajar o realizar sus tareas cotidianas desde el hogar. 

 

Es así que el espacio ha adquirido un nuevo valor y se ha resignificado y por ende las tendencias de arrendamiento apuntan ahora hacia prácticas digitales, espacios más económicos,  y por supuesto, bioseguros. 

 

Tendencias de arrendamiento ¿Qué esperar? 

 

Si bien apenas empiezan a delinearse algunas tendencias, hay 3 de las que podemos estar seguros y no debemos esperar más tiempo para empezar a dirigirnos hacia ellas pues pueden no ser temporales sino una nueva realidad. 

 

  1. Espacios bioseguros: 

 

El 15 de marzo llegaron las primeras vacunas contra el Covid-19 a Colombia y aunque esto da una luz de esperanza, es una población sumamente grande y los riesgos siguen vigentes al igual que muchas de las normas. 

 

Por esto, si los arrendatarios aún no han adaptado sus espacios, es hora de que consideren hacerlo si desean generar ganancias en vez de pérdidas. 

 

Espacios como las oficinas o centros comerciales quizá no cumplan con una capacidad como lo hacían antes pero esto no quiere decir que deban cerrar sus puertas. 

 

Como todas las empresas, deben considerar sus oportunidades en el mercado y para ello adecuar el espacio y asumir las inversiones necesarias para establecer protocolos de bioseguridad. 

 

Por lo contrario será difícil competir y generar confianza en los clientes que esperan con el cumplimiento de las normas por su salud y la de sus familiares. 

 

  1. Economía y comodidad: 

 

Ahora bien, al considerar familias que desean arrendar espacios en los que deberán pasar gran parte de su tiempo, es fácil imaginar que buscan una economía en gastos y comodidad. 

 

Para lograr esto, los arrendamientos deben ser inteligentes ya que por su puesto la idea es generar ganancias y rentabilidad, pero para ello las estrategias deben ser claras y pensando en las necesidades actuales. 

Invertir en espacios más sostenibles es una buena opción para ahorrar costos y ofrecer hogares asequibles, cómodos y más económicos sin que esto genere pérdidas para el arrendatario. 

 

También considerar oportunidades como el coliving que es ahora tan atractivo para los jóvenes, que surge como una oportunidad de ‘economía colaborativa’. 

 

“El coliving permite que varias personas compartan en un apartamento o casa para ahorrar dinero por tiempos no mayores a seis meses e inspirar ideas de colaboración o proporcionar condiciones de vida más cómodas y aceptables.” ¿Qué es el ‘coliving’ y por qué es una oportunidad de negocio? 

 

  1. Implementación de herramientas digitales 
 

No es una sorpresa para nadie que la tecnología es ahora uno de los mejores aliados que pueda tener el sector inmobiliario. 

 

Ya desde antes de la pandemia existían herramientas como las plataformas para inmobiliarias digitales, pero con el furor de una pandemia que exige un distanciamiento, este tipo de soluciones se volvieron indispensables. 

 

La tecnología resuelve en gran medida la problemática del contacto  a la hora de hacer un arrendamiento y brinda soluciones prácticas, económicas y cómodas tanto para el arrendatario como para el arrendador. 

 

Pero además de las inmobiliarias digitales, aparecen también opciones como los métodos de reparaciones como Justo y Pago.

Está startup se adaptó por completo a los protocolos para cumplir con sus servicios y ofrece alternativas como informes fotográficos y catálogos digitales, reduciendo así riesgos a la hora de realizar las reparaciones locativas. 

 

Desde Elyssa App ofrecemos un servicio de inventarios digitales para realizar la captación de ambientes, registro fotográfico, diligenciar el acta de entrega entre otras, en una modalidad 100% digital que favorece enormemente los procesos de arrendamientos. 

 

Poder centralizar la información es ahora más fácil y más seguro y es una forma de sumarse a una de las tendencias del sector inmobiliario para poder mejorar los servicios ofrecidos a los clientes y lograr competir en la economía actual.

Deja una respuesta